Mi vestido blanco

Instinto Básico…

Si la semana pasada os hablaba de los tacones blancos hoy nos vamos al vestido blanco, al más estilo “Instinto básico”,  exactamente a mi nuevo vestido blanco, que se incorpora en mi fondo de armario. El vestido blanco es una prenda que puede llevar cualquiera y por lo tanto todas deberíamos tener uno como nuestro vestido de cabecera junto al negro, pero ¡ojo!, existe algunos trucos para llevarlo correctamente que te voy a indicar. 

En primer lugar comentaros que el color blanco puede hacer que tu piel se vea apagada o amarillenta, es posible que estés usando el tono incorrecto, ya que existe una gamas de blancos que sabiendo tu carta de color deberías de usar el que te pertenece. Sin embargo, usar vestidos blancos no se limita a elegir el tono correcto; también tienes que considerar lo que usarás debajo y encima del vestido. 

 

  1. Considera tu tono de piel. Aunque cualquiera puede usar blanco, combinar tu tono de piel único con el tono correcto de blanco puede ayudarte a lucir aún mejor el estilo. Si el blanco hace que tu piel se vea apagada, gris o amarillenta, es posible que estés usando el tono incorrecto.
    La piel clara se verá mejor con blancos cálidos. Debes evitar los blancos puros, ya que solo te empalidecerán.
    Las complexiones medias con tonalidades rosas o azules deben considerar los blancos y marfiles cremas. Estos evitarán que te veas demasiado rosada o sonrojada. Si tienes una complexión oscura, tienes suerte: puedes usar cualquier tono de blanco. 
  2. Combina el material con la ocasión o el ambiente. Los vestidos blancos vienen en todo tipo de materiales, desde linos y algodones casuales hasta crepés y lanas más pesadas. Aunque un maxivestido blanco y fluido se vería maravilloso en la playa o en un picnic, no sería apropiado para la oficina; un vestido hecho de lana o crepé sería más apropiado y profesional.
  3. Usa ropa interior que combine con tu tono de piel. Elige un sostén simple y ropa interior sin ningún encaje, adorno de cuentas ni ninguna otra decoración. Combina el color con el tu tono de piel lo más que puedas. Evita usar otros colores, incluyendo blanco. Compra una enagua para usar bajo el vestido, si es necesario. Mete la mano en el vestido. Si puedes verla, entonces necesitarás usar una enagua blanca con el vestido. Elige una enagua simple que sea unos cuantos centímetros o pulgadas más corta que el vestido. 
  4. Encontrar el zapato correcto: Ve a lo grande y sé atrevida con el color. Los vestidos blancos son un lienzo en blanco y una buena excusa para agregar prácticamente cualquier color que quieras a tu atuendo. – Los tacones rojos son una combinación clásica y puedes completar el estilo con un cinturón ancho, lápiz labial o un bolso de mano de color rojo. Si el rojo no es tu estilo, prueba mejor con el color verde esmeralda. – Un azul frío también es otra opción. Prueba colores metálicos para darle un toque glamour. Los tacones plateados o dorados son una buena elección para los vestidos blancos. Para un estilo nocturno, prueba unas sandalias de tiras. Para un estilo diurno, prueba algo atrevido, tal como botines como aparezco en mi LOOK, botín calcetín flores. – Prueba las sandalias de tiras con tacones.  También puedes darle a tu atuendo un aspecto bohemio con sandalias gladiadoras de cuero. Estas quedan bien especialmente con los vestidos tipo túnicas más sueltos. – Evita usar zapatos blancos, a menos que sea un vestido de boda. Harán que tu atuendo se vea demasiado nupcial, monocromático o como una enfermera. Si realmente quieres usar zapatos blancos, prueba un color plateado claro en su lugar, o tal vez un blanco perla.
  5. Agregar accesorios y joyería: Presume tu collar llamativo favorito. Los vestidos blancos simples son perfectos para hacer que tu collar llamativo favorito resalte. Sin embargo, trata de tener en cuenta la ocasión y el estilo del vestido. Un maxivestido suelto y fluido se vería mejor con un collar llamativo bohemio hecho de cuero, cuentas de cristal y colgantes de plumas. Un vestido blanco de satén se vería mejor con un collar de diamantes plateado. Los collares largos y de cadena son una buena opción. También puedes probar un par de pulseras o aretes candelabro. ¡Incluso puedes amontonar diferentes tipos de pulseras que combinen para crear un estilo único.
    Vestido @zaraMuestra, Cazadora @pullbear, bolso @guess

 

MINICONSEJO:

-Combina tu vestido con otras prendas de ropa. Los vestidos blancos pueden verse un poco simples, pero puedes hacer que tu atuendo resalte colocando otras prendas de ropa encima en capas. Puedes usar un color sólido o incluso uno estampado, solo asegúrate de que combine con el estilo del vestido, como la cazadora&jeans que llevo en mi LOOK  de color caldera con frase personal en la zona de la espalda declara totalmente mi estilo propio.
-Si te gusta mantener las cosas casuales, combina un vestido blanco corto con una casaca de cuero y zapatillas.
Combina un vestido sin mangas sobre una blusa con cuello. Esto te dará un estilo clásico y de suéter. Completa el atuendo con un cinturón que combine.
-Ponte un sombrero que combine. Si ya te has puesto un par de zapatos, un cinturón, un bolso y aún sientes que falta algo, trata de agregar un sombrero o un pañuelo de seda y este verano triunfarás. 

“LLévame a un lugar, donde ningún cuerpo me puede encontrar.”

Feliz Miércoles ♥!!! Gracias un día más por estar altor lado de la ventana. 

Por | 2018-06-20T07:18:40+00:00 20 junio, 2018|Categorías: Asesoria de Imagen Personal, Blog, Look|Etiquetas: , , |Sin comentarios

Deje su comentario